Un corrector de carencias es un producto que contiene uno o mas microelementos y que es usado para prevenir o curar alguna deficiencia provocada por la falta de ese elemento o por su bloqueo.

Una carencia de nutriente consiste en que a la planta le está faltando uno o varios de los 13 elementos esenciales que necesitan todos los vegetales para sobrevivir.

Lo más importante es que cuando una planta está mal, otra de las posibilidades a contemplar es que puede ser por la falta de alguno o varios de los nutrientes (carencia). Por ejemplo, hojas amarillas es síntoma de exceso de agua, sequía, etc., pero también podría ser por una deficiencia de Nitrógeno, de Hierro, de Magnesio…

 

corrector de carencias

Macronutrientes

  • Nitrógeno (N)
  • Fósforo (P)
  • Potasio (K)
Micronutrientes

  • Hierro (Fe)
  • Calcio (Ca)
  • Magnesio (Mg)
  • Zinc (Zn)
  • Azufre (S)
  • Manganeso (Mn)
  • Boro (B)
  • Cobre (Cu)
  • Molibdeno (Mo)
  • Cloro (Cl)

 

 

 

 

 

 

 

 

Los Macronutrientes los absorben en grandes cantidades, mientras que los Micronutrientes lo hacen en mucha menor proporción, aunque ambos son igualmente necesarios.

En los suelos están presentes todos ellos en mayor o menor cantidad; además, con los fertilizantes aportamos Nitrógeno, Fósforo, Potasio, Magnesio, Hierro, etc… Sin embargo, hay veces que las plantas sufren la falta de alguno o de varios de ellos, entonces se produce la carencia, mostrando síntomas diversos, como hojas amarillas, un menor crecimiento, menos flores, deformación de frutos, etc.

Por ejemplo, una de las deficiencias más comunes es la del Hierro, llamada clorosis férrica, que se manifiesta por el amarilleo de las hojas permaneciendo los nervios verdes. Clorosis férrica.

 

¿Por qué se producen las carencias?

1. Porque hay poca cantidad en el suelo de ese o esos elementos (suelo pobre).

2. Porque el pH del suelo es alto o bajo y mantiene al elemento insoluble.

3. Porque otros elementos antagonistas lo bloquean.

 

¿Por que el suelo es pobre?    

Simplemente el suelo contiene poca cantidad del elemento en cuestión y por eso se produce la carencia.

En todos los suelos siempre hay algo, pero a veces es demasiado poco para lo que necesita la planta, y sí no se abona nunca, cada año cuando las plantas emiten nuevas hojas, flores, frutos, llegará un momento en el que se agoten los nutrientes. La mayor o menor riqueza del suelo afectará según la especie vegetal.

 

corrector de carenciasPorque el pH del suelo, alto o bajo, mantiene insolubles los elementos nutricionales.    

El elemento (Hierro, Fósforo, Manganeso, etc.) está en el suelo en cantidad suficiente, pero no está disuelto en agua, no está disponible para las raíces porque se encuentra en gran medida insolubilizado como mineral y en este estado, para las raíces es como si no estuviera, puesto que no pueden absorberlo. Diagramas de Troug, influencia del PH sobre la disponibilidad de nutrientes.

 

En la solubilidad de los nutrientes influye decisivamente el pH. Por ejemplo, en los suelos que tienen un pH alto, es decir alcalinos (calizos), es muy común la carencia de Hierro (Fe), ya que con este pH el Hierro está poco soluble en agua.

 

Porque otros elementos antagonistas lo bloquean

Hay en el suelo un determinado elemento, pero existen otros elementos que lo bloquean por un efecto químico.

No es tan frecuente pero a veces se da. Los casos más importantes de antagonismos son:

K Un exceso de Potasio en el suelo reduce la disponibilidad de Magnesio. Puede haber mucho Magnesio en el suelo, pero si el Potasio es superabundante, la planta no dispondrá de Magnesio. Suelos con contenido excesivo de Potasio es muy posible que se nos presente problemas de carencias de Magnesio por antagonismos con el Potasio.

Mg También el caso contrario: si el Magnesio es elevado, lo más probable es que exista carencia inducida de Potasio.

Ca El exceso de Calcio puede interferir la asimilación de Magnesio produciendo una carencia de éste.

Na Un exceso de Sodio (Na) produce deficiencia de Calcio y Magnesio, lo que se traduce en cultivos arbóreos en fuertes defoliaciones.

 

¿Cómo diferencias los síntomas? 

1. Ver una planta con síntomas de que algo le pasa; por ejemplo, las hojas se aprecian amarillentas, crece poco, etc…

2. Puede ser por una carencia de nutrientes o puede ser cualquier otro mal, como el riego excesivo, un ataque de hongos, substrato demasiado salino, que esté pasando sed, etc. Por tanto, el primer paso será dilucidar si se trata de una carencia o no. De una manera general, los síntomas de carencias se distinguen de otros daños (por ejemplo, virus, ataques de insectos, hongos, quemaduras por tratamientos mal realizados, etc.) en que suelen manifestarse en forma de una disposición simétrica en las hojas.

3. Analizando la situación, supongamos que sospechamos de una carencia de nutrientes. Ahora surgen dos preguntas:

¿De qué elemento concretamente se trata? El color amarillo en una hoja puede ser síntoma de carencias de Nitrógeno, Hierro, Manganeso, Zinc… hasta 13.

¿Cuál de ellos es? Si crees que es Hierro y aportas un fertilizante rico en Hierro para corregirlo pero en realidad la carencia es de Nitrógeno, no habrás solucionado nada. Es corriente considerar todas las clorosis como clorosis férricas, y por eso no todas las aplicaciones son eficientes. Hay que afinar en la determinación.

¿La carencia es de un solo elemento o son varios al mismo tiempo? A veces, puede existir más de una deficiencia a la vez, lo cual complica mucho el diagnóstico, haciéndolo casi imposible de reconocer.

4. Lo más fiable para un diagnóstico es llevar una muestra de hojas a un laboratorio especializado que hagan análisis foliares y una muestra de tierra para hacer un análisis de suelo.